“Que cada uno [f] como propuso en su corazón, no de mala gana ni por obligación, porque Dios ama al dador alegre.”

2 Corintios 9.7

  • DIOS AMA AL DADOR ALEGRE1
Compartir en Redes Sociales