DIOS nos invita a Orar. Su Palabra dice: “No se inquieten por cosa alguna, sino que en todo, por oración y ruego junto con acción de gracias, dense a conocer sus peticiones a Dios; y la paz de Dios que supera a todo pensamiento guardará sus corazones y sus facultades mentales mediante Cristo Jesús” (Filipenses 4:6, 7).

Seguramente, no queremos rechazar una invitación tan bondadosa del Gobernante Supremo del universo.

Compartir en Redes Sociales