Salomón fue un hombre bendecido por DIOS, que pudo triunfar grandemente en la vida, sin embargo, un sin número de situaciones y cosas lo llevaron a fracasar al final de su vida.

Vea la Segunda parte del Sermón AQUÍ

Compartir en Redes Sociales