Dios desea que miremos como Cristo mira
Jesús amonesta a sus discípulos en el conocido Sermón del Monte de Mateo 6.25-30. En el versículo 26 les dice “MIRAD” las aves del cielo…; en el 28 usa una palabra más profunda y dice “CONSIDERAD” los lirios del campo. No significa que los discípulos no vieran las aves ni los lirios; podían verlos, pero no miraban como Cristo los miraba. Eran ciegos en el sentido espiritual. Solo veían con sus ojos físicos, pero no contemplaban en ellos la mano bondadosa del Creador. ¡Ese era el problema de ellos! Veían sí, pero no miraban.

Dios desea que miremos con fe, aplicando la atención de manera voluntaria, contemplando y observando la belleza, majestuosidad, hermosura y grandeza de Dios en toda su creación. Que no tomemos tan a la ligera Su obra en nosotros ni en nuestro derredor.

Predicador: Ps. Eddie Icaza

Compartir en Redes Sociales