Sermones

Peticiones del Corazón

Ordena mis pasos con tu palabra,
Y ninguna iniquidad se enseñoree de mí.

SALMOS 119.133