PÁGINA EN MANTENIMIENTO

Estamos realizando actualizaciones en el sitio, regresaremos muy pronto.

Bendito es el hombre que confía en el Señor,
cuya confianza es el Señor.
Será como árbol plantado junto al agua,
que extiende sus raíces junto a la corriente;
no temerá cuando venga el calor,
y sus hojas estarán verdes;
en año de sequía no se angustiará
ni cesará de dar fruto.
Jeremías 17.7-8

¡Síguenos en nuestras redes!