Ministerio de compasión

Por amor a Cristo…! compasivos!

Nuestro Dios en los cielos y tierra es compasivo.
Siempre ha mostrado misericordia para con los huérfanos, las viudas, los pobres, los niños, los desamparados y los enfermos.  “Padre de los huérfanos y defensor de las viudas es Dios en su santa morada. Dios prepara un hogar para los solitarios; conduce a los cautivos a prosperidad…” Salmo 68.5-6.

Pero ese amor compasivo por los desvalidos también lo mostró el Hijo de Dios, nuestro Señor Jesucristo, dejándonos ejemplo para que sigamos sus pisadas. De El se dice: “Y viendo las multitudes, tuvo compasión de ellas, porque estaban angustiadas y abatidas como ovejas que no tienen pastor” Mateo 9.36

Nuestro Enfoque

A través de este ministerio nos enfocamos en ayudar a aquellos que sabemos que están atravesando diversas pruebas de orden material o de salud. Velamos y cuidamos de nuestro hermano, de nuestro prójimo. Es una valiosa oportunidad que nuestro misericordioso Señor nos concede para mostrar el amor cristiano;  estamos agradecidos que el Señor nos considere dignos de ser parte de Su reino y ser guarda de nuestros hermanos y hermanas.